Uber espera llevar los coches voladores a las ciudades en menos de cinco años. Dallas, donde tiene lugar la cumbre para sentar las bases de este sector, y Dubai, con su exposición universal, serán la primera ciudad en contar con este sistema funcionando antes, en 2020. Antes llegarán las pruebas con algunos retos, como les gusta llamar a los problemas, palabra prohibida, en Silicon Valley. Entre los mismos, los puntos de recarga de baterías de estos vehículos que serán eléctricos, así como despegue y aterrizaje. Estos intercambiadores ya tienen nombre, serán los Vertiports. No es casual su elección porque los vehículos tendrán despegue y aterrizaje vertical, lo que minimiza el espacio necesario para ponerlos a funcionar.

https://elpais.com/tecnologia/2017/04/25/actualidad/1493143697_626006.html